Arborescente paisaje (2004)

Exposición realizada en la Casa de la Aduana.

Puerto de la Cruz.
Pues somos como troncos de árbol en la nieve. Aparentemente yacen en un suelo resbaladizo, así que se podrían desplazar con un pequeño empujón. Pero no,no se puede, pues se hallan fuertemente afianzados en el suelo. Aunque fíjate, incluso eso es aparente.
Franz Kafka, Los árboles